Los Olivos de Machado o el horror en el plato.

20110623-093722.jpg

En un Hotel con pretensiones, de 4 estrellas en Jaén, tuve la osadía de pedir una ensalada mixta.
Lechuga iceberg, escaso tomate, bonito incomestible y recién sacados de la lata, los ingredientes estrella:
-Zanahoria.
-Brotes de Soja.
-Maíz Dulce.
En el fondo del plato había una sopa con sabor a vinagre de limpiar planchas.
El aceite de Oliva me harté de buscarlo, ni tan siquiera un par de buenas aceitunas. Eso si, el paisaje precioso, olivos y mas olivos. Olivares y olivareros, bajo el sol de Andalucía.

Poema de Antonio Machado.

LOS OLIVOS.

¡Viejos olivos sedientos
bajo el claro sol del día,
olivares polvorientos
del campo de Andahicía!
¡El campo andaluz, peinado
por el sol canicular,
de loma en loma rayado
de olivar y de olivar!
Son las tierras
soleadas,
anchas lomas, lueñes sierras
de olivares recamadas.
Mil senderos. Con sus machos,
abrumados de capachos,
van gañanes y arrieros.
¡De la venta del camino
a la puerta, soplan vino
trabucaires bandoleros!
¡Olivares y olivares
de loma en loma prendidos
cual bordados alamares!
¡Olivares coloridos
de una tarde anaranjada;
olivares rebruñidos
bajo la luna argentada!
¡Olivares centellados
en las tardes cenicientas,
bajo los cielos preñados
de tormentas!…
Olivares, Dios os dé
los eneros
de aguaceros,
los agostos de agua al pie,
los vientos primaverales,
vuestras flores racimadas;
y las lluvias otoñales
vuestras olivas moradas.
Olivar, por cien caminos,
tus olivitas irán
caminando a cien molinos.
Ya darán
trabajo en las alquerías
a gañanes y braceros,
¡oh buenas frentes sombrías
bajo los anchos sombreros!…
¡Olivar y olivareros,
bosque y raza,
campo y plaza
de los fieles al terruño
y al arado y al molino,
de los que muestran el puño
al destino,
los benditos labradores,
los bandidos caballeros,
los señores
devotos y matuteros!…
¡Ciudades y caseríos
en la margen de los ríos,
en los pliegues de la sierra!…
¡Venga Dios a los hogares
y a las almas de esta tierra
de olivares y olivares!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La comida. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los Olivos de Machado o el horror en el plato.

  1. MartaLianta dijo:

    Con lo fácil que es preparar una ensalada rica…
    En Markina me acaban de poner una bien sencilla, con lechuga de la huerta, los primeros tomates buenos de verdad, cebolleta tiernísima… (por no mencionar el txuletón que la acompañaba…).
    El bonito se pone solamente si es excepcional y lo de verduras ralladas en bolsas de plástico… para los del hotel ese de Jaén.

    • Lorentzero dijo:

      Es fácil hacer una ensalada buena, en los platos simples basta con buscar la calidad. Aquí era todo lo contrario, una ensalada muy complicada. A veces es mas fácil hacer las cosas bien, que mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s