Luego dicen que los Andaluces son unos vagos, menudo mérito tienen, yo me siento incapaz de escribir un post nuevo.

LORENTZERO

Soy adicto a este aperitivo desde hace muchos años, no recuerdo cuando fue la primera vez que las probé, pero sí cuando me enganché a ellas. En el verano de 2007 en Chiclana, me enamoré de ellas enseguida, lo que mas me conquistó fue la facilidad para comerlas ricas en muchos sitios, en sorprendente como en la Provincia de Cadiz, hasta en el Chiringuito mas cutre te sacan unas buenas tortillitas recién fritas con una cerveza congelada, por mucho calor que haga.
Cuanto deberían aprender muchos bares de San Sebastián (son los que yo conozco), incapaces de preparar una digna tortilla de patatas o una simple pero comestible croqueta. Hablo de esos bares cargados de cuadros con premios, trofeos y que incluso se dedican a dar conferencias en congresos gastronómicos.
Bueno, el que caso es que me he lanzado a prepararlas en casa, es sencillo, el truco está en acertar…

Ver la entrada original 252 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La vida. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a

  1. Ya te digo… el calor te anula, te vuelve un escombro y hace que cualquier pequeño esfuerzo se convierta en una odisea… cuando voy al norte y os oigo “quejaros” del “mal tiempo” siempre pienso que tendríais que intentar sobar a 30 grados para saber lo que es “buen tiempo”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s