La Bretxa, el mercado.

20130613-080504.jpg
Fachada del Boulevard.
Como dice aquí el cronista Donostiarra Javier Sada, la Bretxa debe su nombre al lugar por el que las tropas invasoras entraban en San Sebastián.
Para mi es el mejor mercado que tenemos y uno de mis sitios preferidos de la ciudad. Lo conozco desde siempre, cuando íbamos a bañarnos al puerto o a entrenar con el batel al Fortuna y después comprábamos allí la merienda, en unos puestos donde todo era gigante, los croissants (todavía no estaba aceptado el término “cruasán”), las palmeras de chocolate, los inglesitos (estos estaban tremendos) y las madalenas.
Más tarde, en el año 1988, empecé a trabajar en el Bodegón Alejandro con Martín. Fue cuando viví de verdad el mercado, con los Gabilondo, Quintana, Etzezarreta y demás puestos, algunos de los cuales siguen al pie del cañón.
Había una charcutería pequeña, cerca de la fachada que da al Boulevard, regentada por un matrimonio joven, “Charcutería-Pollería Jose Ángel y Maite”, aunque todos le conocíamos como “el Chachi”, uno de los mejores tipos que he conocido, capaz de vender una caja de pollos en un gallinero.
Ahora, gracias a internet, he conocido a su hijo Mikel, cocinero y 50% del blog “Las recetas de la familia Tartufo“.
También recuerdo una charcutería que daba a la tejavana de las caseras, hacían un jamón cocido como no lo he vuelto a probar, un espectáculo.
Pero la vida ya se sabe, pasa. Y las ciudades se modernizan, pierden su encanto, pero en algunos casos se mantiene la esencia.

20130613-081058.jpg
Carnicería Miryam
Gracias a gente como Miryam, que ha cogido un puesto hace unos meses y cada día se levanta a las 5 de la mañana para poner la carnicería a punto antes de las 8.

20130613-081228.jpg
Iñigo en acción
O Iñigo y Mertxe, mis amigos los pequeños, que regentan el Bar Azkena, único en la zona de mercado y que de lunes a sábado se dejan la espalda con una sonrisa de oreja a oreja para dar lo mejor de sí.
O Carmelo, que vende los mejores corderos Castellanos, cosa que no es fácil comprar en Donosti.
Sin olvidarme del puesto de Bacalao o el nuevo de encurtidos o las pescateras, “Espe”, “Amaya”, etc…

20130613-081534.jpg
Carnicería con “despojos”
Y a que viene todo esto? Para qué tanta propaganda? Pues todo esto vine porque estoy muy cansado de la gente que no hace más que quejarse de los mercados en Donosti. A mi tampoco me gustó el cambio, yo también prefería el antiguo, igual que el de San Martín, pero no por eso he dejado de ir, no por eso he dejado de comprar a los mismos profesionales que estaban entonces y ahora trabajan mucho más cómodos gracias a las nuevas instalaciones.

20130613-081822.jpg
Puesto en la antigua pescadería

20130613-082056.jpg
Nueva zona de las pescaderías
Por eso me gustaría animar a todos aquellos que se fotografían en los flamantes mercados Madrileños (ya les gustaría en Madrid tener la calidad que tenemos en la Bretxa), en la puerta de la Boquería o en el mercado tradicional de su pueblo, a que se pasen por la Bretxa. Que tomen antes un pintxo en el Gorriti, se aprieten los machos, compren unas lechugas como no van a comprar más, pulardas, morros, callos, cardo, mollejas… Y que se dejen de fotitos, de lechugas envasadas y de conservas de marcas blancas compradas en flamantes centros comerciales de las afueras.

20130613-082326.jpg
Zona de las caseras

20130613-082434.jpg
Calidad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Crónica, La vida, Sabores de la infancia.. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a La Bretxa, el mercado.

  1. ainaralo dijo:

    Ejem, ejem 😉

  2. Lady Pekas dijo:

    Amen!!!! Viva los mercados de Abasto y más los de aquí….coger el carrito de la compra ( los de toda la vida) , ir paseando desde Sagües hasta la Bretxa, y hacer la vuelta a casa con la compra, es un lujo asiático ( digo donostiarra ;))) ) . Debo de ser masoca, igual que con las croquetas… con lo fácil que sería que me trajeran la compra a casa los de eroski ! ( léase con ironía )

  3. Vaya, leer esta entrada me ha traido gratisimos recuerdos de mi niñez. Recuerdo pasarme las tardes enteras despues de salir del cole (los angeles, ya desaparecido) dando la “tabarra” a Asun la frutera, Dioni al que siempre le sacaba un sugus de un bote que tenia escondido casi en exclusiva para mi, o eso pensaba yo 😀
    Y muy de acuerdo en tu ultima reflexion, si dejamos de ir a los mercados, mal vamos, dejaremos en paro a una serie de artesanos-especialistas en su profesion que dificilmente encontraremos en la gran superficie de turno, se que tenemos que comer todos, hasta las grandes superficies, pero yo, desde luego, soy un radical de la plaza, y lo que pueda comprar en ella no lo comprare en los “supers”.
    Gracias por la mencion Loren! un abrazo!

  4. Marcelo dijo:

    Anotado Bretxa para recorrer cuando vaya por ahí. Tu blog es una guía de lugares para mi futuro viaje.
    Aquí, en Buenos Aires, ya no quedan mercados. Solo sobreviven dos (el de Belgrano y el del Progreso), pero no tienen la esencia de los viejos y queridos mercados. Y no porque los hayan modernizado ediliciamente, sino porque no son el punto de encuentro entre el producto y el consumidor, no son el lugar donde uno elije qué comprar para decidir qué cocinar. No, ahora son lugares “fashion”, donde se venden buenos productos, es es verdad, pero a precios exorbitantes, revestidos de un ropaje de exclusividad, que intenta transmitir que quien compre ahí es un gourmet de alta gama…
    Como ves, en Buenos Aires ya no quedan mercados, y una de las cosas que pienso hacer allá, recorriendo el Norte de España, es llenarme los ojos, los oídos, la nariz, la boca de todo lo que transmiten esos mercados de ustedes.
    Abrazo,

  5. Maddi dijo:

    Tengo que dejarte comentario, porque fui una de las que el otro día “criticó” el mercado. Soy la defensora número 1 de los mercados, mi aita me llevaba todos los sábados a la mañana a hacer la compra a la Bretxa, y con tu entrada me has recordado las sensaciones que tenía cada vez que entraba…y lo mucho que me gustaba que mi aita me explicara qué tipo de pescados eran los que veía en los puestos por donde pasábamos. A día de hoy no lo frecuento tanto como quisiera, pero en su lugar tiro mucho de comercio pequeño de barrio, que a falta de mercado, es lo que tenemos. Lo único que dije fue que, a mi entender, las reformas tanto de la Bretxa como de San Martín no se hicieron todo lo bien que se podían haber hecho… nunca dije que no quisiera que se renovaran (porque buena falta les hacía), simplemente que se podían haber cuidado un poco más, y sobre todo, que pusieran a las caseras en un sitio más recogido, no así a la intemperie…
    Gran entrada, me ha traido muchos recuerdos!

    • lorentzero dijo:

      Si hablamos de lo mismo Maddi, totalmente de acuerdo contigo, la reforma fue una chapuza, pero no por eso vamos a dejar de ir.
      Los profesionales siguen ahí y hay que hacerles gasto. Gracias por tu comentario.

  6. A ver, yo conocí la Bretxa ya como está ahora pero viendo las fotos que has puesto me doy cuenta que ha pasado un poco como aquí que al reformar los mercados se ha perdido un poco de su esencia, eso es normal, pero lo importante es seguir encontrando productos frescos y de gran calidad y profesionales que te atiendan con conocimientos y amabilidad, y eso ahí está garantizado. Estoy de acuerdo en lo que dice Maddi de que no me gusta donde están las caseras, pobres ahí a la intemperie, por lo demás me parece un mercado muy cómodo para ir con el carrito y demás y con unos puestos geniales. En cuanto a lo que has dicho de mi suegro, ya te digo, sería capaz de venderle guantes de piel a un manco, tiene una verborrea… jajajajaja. Me ha gustado mucho esta entrada pero me has puesto a Mikel melancólico 😉 Besos, la Señora Tartufo 🙂

    • lorentzero dijo:

      Si he conseguido poner melancólico a Mikel, ya tengo bastante más de lo que quería.
      Las caseras también estaban antes a la intemperie, yo lo que echo de menos es la variedad de antes, ahora quedan cuatro caseras contadas.

  7. Nuvinoal dijo:

    Ay, ese toque de melancolía…..la vida

  8. Anónimo dijo:

    MERCADO DE LA BRECHA CALIDAD HUMANA…ESKERRIK ASKO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s