La vida, eso que pasa. 

Hay días que, sin darnos cuenta, se nos escapan de las manos. Sin habernos reído, sin haber cocinado, sin habernos equivocado al hacer algo, sin haber soñado. 
Porque la vida es eso que pasa mientras no estamos haciendo lo que nos gusta. Es eso que pasa mientras se cuece un cocido y el olor invade la casa, nos trae recuerdos, nos da más hambre aún de la que tenemos y nos hace más fácil la espera. 

La vida es eso que pasa en todo momento, incluso cuando dormimos, cuando estamos cabreados, cuando estamos solos y no vemos el placer de estarlo. La vida es eso que pasa y que te deja marcas, de las que duelen y de las que dan placer. La vida es eso que pasa y no la pienso dejar pasar ni sin sufrirla ni sin disfrutarla. 
Así que si la vida es eso que pasa, que pase. 

  

Foto @marta_olass

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Crónica, La vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s