Comer y correr o viceversa.

El próximo sábado 19 de julio organizamos en Basollua un nuevo evento de correr y comer.
Saldremos a las 10 de la mañana de las cabinas que están junto al Londres, la distancia la decidiremos sobre la marcha pero será, como siempre una carrerita suave.
Después daremos buena cuenta de una comida Mexicana con alguna sorpresa en forma de bebida.
Recuerda que sí no quieres correr por lesión, vagancia o lo que sea, puedes venir a partir de la una a Basollua, el precio será el mismo, alrededor de 20 euros.
Salud!!!!

20140711-120932-43772548.jpg

Publicado en El footing, Haciendo amigos | Deja un comentario

Ailof Benidorm.

20140626-110136-39696004.jpg
Merchandaisin.

Nunca pensé en escribir algo sobre Benidorm, pero es que me ha sorprendido tanto, me ha alterado de tal manera que necesito contar mis sensaciones, necesito compartir lo vivido e intentar explicar sí me gusta o si no me gusta.

20140626-110452-39892887.jpg
Coliflor con vistas.

Yo todavía me debato entre lo vivido estos días, no se sí volveré, de momento se que que me ha impresionado para bien y para mal, es todo tan grande, todo tan exagerado, hay tanta gente por todas partes, tanta oferta y tantas cosas chungas que no consigo centrarme.
Van pasando los días y le voy cogiendo el gusto, le voy encontrando la gracia y me voy adaptando al medio. Me apetece comer paella en plato viejuno de Duralex, bajo a la playa a las seis de la mañana para poner mi sombrilla en primera fila, recorro el paseo marítimo una y otra vez con mi chandal, tomo vinos en la “calle del coño”, canto Bilbainadas en la playa y me compro un pollo asado con patatas para comerlo en la terraza del apartamento.

20140626-110627-39987727.jpg
Paella en selservis (sin filtros)

Y es que ya no me veo veraneando en otro sitio, entiendo que lo moderno es ir a Tarifa y comer mucho atún rojo en Tataki, navegar por Formentera bebiendo Champagne, comer arroz con bogavante en Ibiza y beber mojitos en terrazas sin luz y con la música muy alta. Yo he vuelto a los orígenes del turismo, tal vez con el tiempo venir a Benidorm vuelva a ser lo más moderno, yo de momento ya estoy aquí.
Me veo jubilado, jugándome el sol y sombra al dominó en los salones del Hotel Don Pancho, viendo la vida pasar.

20140626-110818-40098482.jpg
Bilbainadas en la playa de Levante.

Os dejo la letra de la canción de Los Nikis:
“302 kilómetros en autocar
¡Herodes, ven por favor!
acaba con el niño que tengo detrás
no vuelvo a ir a benidorm
tengo el intestino del revés
Chuck Norris en el video una y otra vez.
El tanga del de al lado es como el de tarzán, ¡esta playa es la peor!
señora, baje un poco a georgie dann, no vuelvo a ir a benidorm.
El agua es más caliente de lo normal
sospecho cuál es la razón,
juro por mis muertos no volver jamás, no vuelvo a ir a benidorm.
Sólo hay elefantes en top-less
¿por qué no viene el monstruo del lago ness?”

Publicado en La Crónica, La vida | 6 comentarios

El puré de patatas Maggi y las nueces asadas.

20140528-225114-82274612.jpg

Cuando era un niño mi madre hacia ensaladilla los domingos de verano para comer, también echábamos un botellín de cerveza en el porrón y lo llenábamos con gaseosa, no recuerdo un trago más sabroso.
Cuando era un niño era tan tranquilo que me quedaba dormido de pie, mi madre tenía que estar atenta y no soltarme de la mano para no perderme.
Cuando era un niño decía que mi plato preferido era el puré de patatas Maggi, también me gustaba la tortilla de patatas, la ensaladilla rusa y las patatas fritas, la infancia sin patatas hubiera sido otra cosa.
Cuando era un niño jugaba a futbito en el equipo del cole con mi hermano, los hermanos Ramos y los Matute. Yo era el suplente; Javi Matute era el portero (el mejor que he visto), su hermano Alberto delantero (mi mejor amigo); Eduardo Ramos era el defensa (el único que ayudaba a Javi), su hermano Raul delantero y mi hermano Luis también; entre los tres se hinchaban a meter goles y los otros dos hacían milagros para no encajar ninguno. Yo salía siempre al final, cuando el partido ya estaba resuelto.
Cuando era niño llovía mucho, en invierno y en verano, lo primero se solucionaba con Katiuskas, lo segundo yendo a la playa y dejando la ropa bajo techo para que no se mojara.
Cuando era un niño comía pipas y me aburría mucho, porque los días en verano son muy largos y la ensaladilla sólo se hacía los domingos, el porrón estaba guardado en el armario y la temporada de futbito tardaba mucho en llegar.
Cuando era un niño, mi padre asaba nueces los domingos de invierno por la tarde. Luego él y mi madre nos ayudaban a abrirlas en la mesa de la cocina.

20140528-225301-82381909.jpg

Publicado en La comida, La Crónica, La vida | 12 comentarios

Hamburguesas de arroz y verduras.

Últimamente me ha dado por tener en la nevera arroz integral cocido, me sirve para guarniciones, para dar de comer a los niños, para juntarlo con restos de guisotes o para comerlo salteado y bien aliñado.
El otro tenía muy poca cantidad y para aprovecharlo lo mezclé con un poco de menestra que me había sobrado, sí, con sus patatas fritas, sus pencas rebozadas y su salsita. Lo junté todo en una sartén con una gota de virgen extra, mientras lo aplastaba para que la menestra se fuera deshaciendo y no quedaran trozos grandes de verdura. Una vez fuera del fuego le añadí un huevo para que se uniera todo bien y me preparé un par de hamburguesas. Hay que hacerlas a fuego fuerte para que se les haga esa costra tan rica, valen para comer en bocata o acompañadas de unos pimientos del piquillo y una cucharada generosa de mostaza en grano. 20140523-103025-37825192.jpg

Publicado en La comida | 2 comentarios

Correr.

20140430-120437.jpg

Las cosas del correr, como todo, son la vida misma y hay que tomárselas como tal, según vienen y sin cambiar el rumbo.
No voy a dar lecciones de nada, a mi no me gusta la gente que está siempre dando lecciones, necesitan reafirmarse en lo que hacen porque no están seguros de estar haciéndolo bien.
El domingo pasado corrí mi cuarto Marathon (tercero terminado), parece que fue ayer cuando en noviembre de 2008 me convertí en (Loren, el que corrió el Marathon de Niuyork.).
Y eso me ha hecho pensar, me ha hecho darme cuenta de que estoy haciendo las cosas a mi manera, bien o mal, que más da, a mi manera. Con esto quiero decir que estoy encantado con el auge del correr (running), pero que a muchos se les está yendo de las manos. Dando consejos de lo que hay que hacer e incluso escribiendo libros a modo de líderes espirituales.
Yo sigo corriendo y espero seguir haciéndolo durante muchos años, porque me gusta, no hay más explicación, es así de sencillo. Si tuviera que escribir un libro para explicar porqué corro, estaría chocando contra mi forma de ser y eso no es así, es sencillo, fácil y simple; tan simple como calzarte unas zapatillas y salir a dar una vuelta. No importa los kilómetros que hagas ni a la velocidad que vayas, se trata de disfrutar, se trata de salir a la calle haga el tiempo que haga y aprovechar algo tan simple como correr cerca de tu casa o de tu trabajo, en el monte o en la playa, sólo o acompañado.
Pero no hace falta cambiar tu manera de vivir, no hace falta dejar de tomar cervezas con los amigos la noche anterior a una carrera, no hace falta volverse loco.
Podría decir que lo hago para sentirme bien conmigo mismo, para mantenerme en forma, para no engordar o para lo que sea, todo vale; pero no quiero convencer a nadie, no soy un gurú y mucho menos un “influencer” ( qué difícil se me hace esta palabra). Sólo puedo decir que disfruto haciéndolo, que me encanta cruzar el arco de meta de un Marathon y que tengo desde el domingo una sonrisa tonta en la cara que va a tardar mucho en desaparecer.

Publicado en El footing, La vida | 5 comentarios