¿Es caro el pescado?

  

Pues como todo, depende. De lo que busques, de lo que compres, de lo que encuentres, de lo que quieras y de dónde lo compres. 
Yo he pagado 32,32€ por 1 kilo de Kokotxas de Bacalao, 8 Sabirones y un hermoso Lampo. 
Así de primeras parece caro, pero siempre insisto en lo mismo, no pienses en el precio inicial, piensa en el resultado final.  

  
Con el kilo de Kokotxas he sacado 6 raciones hechas en salsa verde con sus patatitas y su perejil recién picado. Era un segundo plato que complementaba una cazuela de verduras y daba paso a un souflé, hecho con 6 huevos y algo de azúcar. Para nada me parece caro ya que sale a menos de 4€ de coste por ración. 
  
Con el Lampo hemos comido dos personas adultas. Plato único acompañado de unos guisantes salteados con cebolleta, menta y requesón. En este caso hablamos de menos de 2€ la ración. Y os aseguro que éramos dos con hambre, a Marta Olass no se le contenta con cualquier platito.  
  
Y con los Sabirones he hecho una cena para 4, después de una sopa de estrellas de primero que hemos cenado los tres Lorentzeritos y yo, lo que viene siendo una familia moderna. Aquí la ración también baja de 2€. 
Entonces, ¿es caro o no es caro? La verdad que en la pescadería había pescado caro, pero también barato y mucho. Aunque todo depende de nuestras expectativas, nuestros gustos y nuestras ganas de gastar. Yo he preferido gastar el dinero en pescado, otros tendrán otras preferencias, pero desde luego caro no es. Caros son los políticos, los meapilas, los abrazafarolas, los tuercebotas, los sindicatos y la familia real. Lo demás es cuestión de gustos. 

Publicado en Cocinar con niños, La comida, La vida | 7 comentarios

LA FOTO. 

  

“Dolor, lamento y sufrimiento; felicidad, orgullo y agradecimiento. Todo en una sola imagen.”

Son palabras de Ritxard, el tipo de la foto, podría estar hecha en cualquier punto del Marathon de Madrid, porque fue un Marathon muy sufrido, pero está hecha en el km 42, a punto de alcanzar el objetivo, a punto de llegar a meta. 

Tardó casi 5 horas en conseguirlo, con problemas en los gemelos desde el km 19 (se dice pronto, pero le faltaban 23 más), con una única ilusión, terminar, cruzar El Retiro en su décima Marathon consecutiva, costara lo que costara. 

Para que la cosa no resultara fácil, no paró de llover. Ritxard es de Alicante a pesar de su camiseta y no está habituado a correr con lluvia. 

En el km 32 un pinchazo en el muslo casi termina con él, poco más adelante se metió en un charco enorme debido a que llevaba las lentillas empañadas y no lo vio, pero la ilusión por llegar seguía ahí, así que apretó los dientes y consiguió terminar. 

Consiguió que le hicieran esa foto, que a mi me tiene impactado, no sé si sería capaz de sufrir lo que sufrió él, pero me encantaría ser el protagonista de ella. La grandeza del Marathon está perfectamente reflejada, todo se resume en ese gesto, ese puño apretado, esa mirada. Es tremenda. 

Publicado en El footing, La vida | 2 comentarios

El día después del día del libro. 

  


Ayer me compré un libro, “El perro de Terracota” de Andrea Camilleri. Me gustan las historias del comisario Montalbano, nombre puesto en homenaje al Manuel Vazquez Montalbán y a sus libros de Pepe Carvalho, de los que también soy seguidor. 

Hace un par de semanas, yendo a Bilbao, me dejé ese mismo libro en el asiento del autobús, pero los señores de PESA no tuvieron a bien devolvérmelo, pensaron que era mejor que hiciera gasto y que contribuyera al día del libro gastándome unos duros. 

Ayer además leí muchas cosas sobre San Jordi, pero dos me gustaron por encima de todas; la primera vino a cargo de Camino https://enlapalmera.wordpress.com/2015/04/23/feliz-dia-del-libro/ amiga de Martina y nieta de Cata, una bonita historia bien explicada, como siempre. 

La segunda a cargo de Chapu Apaolaza http://www.diariosur.es/opinion/201504/23/vida-checklist-20150423005459-v.html sólo empezar a leerlo ya me saca una sonrisa:

“Algunos viven con el firme propósito de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Qué tontería. Con la de cosas que hay que hacer en el mundo y aquí todo quisqui escribiendo libros.”

Y para rematar tuve un día perfecto, con amigos desde primera hora, con gente a la que quiero durante todo el día, la cena con los Lorentzeritos fue memorable, risas, familia, amigos y un libro; así todo el año. 

  
Foto Juan Herrero. 

Publicado en La vida, Libros | 1 comentario

En el patio del cole. 

  


Son las 5 de la tarde y estoy sentado al sol en el suelo en el patio del cole. Delante de mi, un campo de fútbol. A la derecha otro. A la izquierda un frontón cubierto donde se resguardan las madres para hablar de sus cosas, hay algún padre más, pero somos minoría. Los Lorentzeritos han cogido sus meriendas y aparecerán de vez en cuando por aquí, para pedir agua, llorar o contarme cualquier historia. 
En los campos que tengo delante hay partidos de fútbol. Son niños entre 7 y 8 años, debe haber unos 25, pero enfrascados en el juego no habrá más de 10.
Además de las camisetas normales y de todos los colores, hay 3 del Barça (todas con el 10 y el nombre de Messi), 1 del Bayer de Múnich, 1 de la selección Alemana (bastante antigua), 4 del Madrid (1 de Kross, 2 de Bale e incluso 1 de la equipación rosa, de Ronaldo), también hay una del Athletic y unas 8 de la Real (2 de Vela y el resto con el nombre de los chavales).
Todo esto viene a cuento porque noto poca diferencia a cuando yo me encontraba en este mismo patio, de hecho creo que no han arreglado el suelo desde entonces. Nosotros no teníamos camisetas de equipos, alguna de la Real que se heredaba entre hermanos y uno de mi clase que tenía una del Barça (de imitación comprada en Las Ramblas, su padre viajaba). 
No veo excesivas diferencias, la mayoría come bocadillos mientras juega, la ropa sobrante y las mochilas están en los postes, las rayas de banda no se respetan, el dueño del balón es el mejor del partido, los porteros se aburren, los córners nunca acaban en gol, las niñas cruzan por la mitad del campo cabreando a los niños y las madres siguen hablando.  

Por eso nunca entiendo esos comentarios sobre que los niños de ahora no se saben divertir. Yo les veo y se lo pasan en grande. Y no les he visto una tarde, son muchas horas de patio las que me han hecho llegar a esto, mucho tiempo viéndoles disfrutar de un balón, unos cromos, una cuerda, una fuente, el hermano pequeño de alguno o un charco, para esto último además no hay edades, si hay un charco todos pasan por él, sin tablet, ni consolas, ni hostias en vinagre.  Y los bocatas son de pan, nada de Bollicaus, suanguis y demás porquerías. 

 

Publicado en El fútbol, La Crónica, La vida | 2 comentarios

Ramen para dos. 

 AINARA DANDO BUENA CUENTA DEL RAMEN. 



Receta de Ramen. 

-Caldo de cerdo y ternera, con un trozo de morcillo, hueso de caña, panceta y una cebolla, todo tostado en el horno antes de ponerlo en la olla. 

 Se cuela el caldo y si hace falta se pasa por un filtro para clarificarlo, le añadimos un poco de salsa “Hoisin” y mantenemos caliente. 

 Los huevos se cuecen durante 6 minutos (hirviendo), se pelan y se meten una hora en salsa de soja. 

  A la hora de servir hidratamos los fideos para Ramen en agua hirviendo, colocamos una cucharada de salsa de soja en el cuenco, añadimos el caldo caliente, los fideos y terminamos con el huevo, el morcillo y la panceta. 



MARTA FELIZ CON SU CUENCO. 


Publicado en La comida, La vida | 3 comentarios